sábado, 6 de septiembre de 2008

NAda de naDA



Hay días en que uno no tiene ganas de nada. Simplemente eso, y nada más. Hoy, por ejemplo, yo no tengo ganas de nada.

Acabo de llegar de la gran ciudad, en donde mucha gente vive sin ganas de nada, como si la vida fuera nada. Gente que transita las calles con caras de nada, y choferes de colectivo que suspiran y miran la nada. Nada nuevo, nada raro, pero nada al fin.


Creía que en un principio nada de esa nada me iba a obstruir mi vivir, mi pensar activo; pero fallé: nada me importa mucho hoy, porque no tengo ganas de nada. Y a los que dicen cualquier cosa como que "nada es mucho", o "nada es depende de quién lo vea", no les diré nada, porque no saben lo equivocados que están. Sólo me digo a mí mismo, y también a los demás: nada es nada, y nada más.


Y el que quiera inventarle una gracia al acto de no hacer nada, o crear el "Día de la nada", que lo haga, no haré nada para impedirlo. Me despido, porque no tengo ganas de nada, y escribir es parte de esa nada.

3 comentarios:

El Guz dijo...

Pensaba decirte "muy buen post", para que me digas "gracias", y yo decirte "de NADA"

Anónimo dijo...

Justo te leo hoy que tengo un día de esos...
Gracias por nada, por que creo que aun me siento mas desganada...
Un beso!!
(daba una vuelta cirbernauta y di con esto)

Anónimo dijo...

ps k sepays k yo tambien estoy asyn