jueves, 8 de mayo de 2008

Consejos útiles para ir al supermercado

Hace tiempo que no publicábamos esta sección del rinconcito dedicada a hacer más amena la existencia de todos los seres humanos y también de las personas.


Consejos útiles para personas inútiles

Hoy: Consejos útiles para ir al supermercado

La compra de todos aquellos elementos necesarios para desarrollar nuestra cotidianeidad: alimentos, cepillos de dientes, focos, productos de limpieza y aseo, ropa, electrodomésticos, artículos de pesca, herramientas, juegos de sábanas e incluso plantas y cubiertas para el automóvil se puede realizar en un solo lugar: el super. Antes el ama de casa promedio se pasaba la mañana recorriendo diferentes negocios para adquirir todos esos productos, pero ahora están todos al alcance de la mano en el mismo sitio.

1- Siempre agarre un carro grande, no importa que tenga pensado comprar pocas cosas, es inevitable agregar productos a medida que se recorren las góndolas y se encuentran ofertas o simplemente algo que nos tienta.

2- Haga su compra en este orden de cosas (de ser posible):
a) Cosas pesadas, duras y secas.
b) Alimentos enlatados o envasados secos.
c) Frutas y verduras.
d) Lácteos.
e) Productos delicados, frágiles y livianos.
f) Lo realmente indispensable.

3- Lleve una práctica peluca, bigotes falsos al tono (válido tanto para hombres como mujeres) y alguna otra cosa que le sirva para disfrazarse y así agarrar dos veces el pedacito de queso o salame que ofrece la promotora.

4- Nunca permita a sus hijos que se paseen libremente por el local. Cada día son más grandes (hablo del local, si los chicos son grandes es probable que ya no quieran ir al super con usted) y después uno tarda dos horas más buscándolos o soporta la vergüenza de que lo llamen por altoparlante para que pase a buscarlo por Atención al Cliente.

5- Suponga la inexistencia de los indicadores de precios electrónicos. Existen solamente dos en los 54 m2 y siempre están al otro lado del lugar en el que usted está cuando lo necesita.

6- Si quiere comerse un alfajorcito o un caramelo, agarrése uno y vaya hasta la sección invernadero. Allí sólo hay plantas o viejas chicatas y si hubiere una cámara de seguridad, escóndase atrás de una hoja de helecho mono.

7- Si se trata de un supermercado de gran extensión es muy probable que existan promotoras ofreciéndole desgustar distintos productos. Lo que usted puede hacer es combinar esos productos para desayunar, almorzar, cenar o tomar un aperitivo, según la hora en que concurra.

8- Nunca lleve a sus hijos adentro del carro y mucho menos hágalo parar arriba de la docena de huevos o los sachets de leche.

9- Saque los productos de más atrás de la góndola. Adelante siempre están los más próximos a vencer, los abollados y más manoseados por la gente que compara precios.

10- Elija la caja con prioridad para embarazadas y discapacitados. La gente generalmente rehuye de ésta pensando que está prohibido su uso para aquellos que no cumplan con los requisitos. Eso sí, si viene alguna embarazada o discapacitado, déjelo pasar, no se haga el gil.

11- Cuando embolsa los productos trate de obtener la mayor cantidad de bolsas posibles, así sea que ponga un maní en una bolsa. Argumente que no quiere que se le mezclen los sabores u olores.

Hay más consejos. Para conocerlos mande un mail a rinconcitodelgordomorcilla@gmail.com y le respondéremos a la brevedad.

Asociado de limpieza presentarse en el sector 8-G...

3 comentarios:

Higleppi Plind dijo...

muy lindo, dr, muy lindo.
Podría agregarse algo sobre las cajas rápidas: tratar de evitarlas. No hay que confiarse por el límite de productos, siempre ubican allí a los cajeros más nuevos o más estúpidos (o los más estupidos de los nuevos), lo que la vuelve la caja más lenta.

Un abrazo por circular interna.

pontepreta dijo...

A mi me mata el tema de las "Bolsas Biosupramacrodegradables" de Wall Mart...puuffff imperialistas....
Buen post, yo compro en Almacen Don Manolo.

Doctor seisdedos dijo...

Doblo mi cuerpo a la altura de la cintura y extiendo la mano derecha hacia abajo cuál péndulo de reloj. Me retiro del escenario mientras el telón se cierra lentamente.

Co-blogger: Es muy cierto lo que decís, pero tené en cuenta que la neurona de los cajeros les permite realizar una acción a la vez: agarrar el producto, pasarlo por el lector de precios, embolsar y así hasta que llega la parte del vuelto.

Preta: Yo tengo una bolsa enterrada en el fondo de casa hace un mes y todavía no se degradó.

Saludos...