lunes, 3 de septiembre de 2007

Gracias...

(Para leer con sentimiento)
Gracias a vos, que me diste ésta posibilidad.
Gracias a vos, que me diste espacio cuando en mi casa era imposible.
Gracias a vos, que me dejaste expresarme.
Gracias a vos, que me diste un techo y un café caliente.
Gracias a vos estoy acá escribiendo.
Gracias, Roberto, señor que atiende el ciber; gracias a vos redacté éste post y muchos más, a solo $1,50 la hora.
Gracias por abrirme las puertas de tu corazón, de tu local y ésta hermosa máquina nº9.
CUAK!

1 comentario:

CATTA dijo...

JAJAJJA !!
MUY BUEN BLOG !!
MUY BUEN POST !!
JEJE !!
TODAVIA ME SIGO RIENDO !!
BESOS !!
SALUDOS !!