miércoles, 20 de junio de 2007

El éxito tiene cara de garage

¿Hace tiempo que persigue el éxito pero no lo alcanza? ¿Es su negocio un negocio mediocre y con pocas chances de éxito? La solución parece estar en montar su compañía en un garage. Es probable que dentro de estas habitaciones dedicadas al resguardo de los vehículos, llenas de objetos inservibles, olor a aceite, nafta y otros combustibles provoque reacciones en nuestro cerebros (con semejantes cosas es probable que uno se drogue) que provocan, naturalmente, el éxito en los negocios.

Es conocida la historia de que Bill Gates empezó su magnánima fortuna, programando en su pequeño garage, pero al parecer esto es tan real como los 80 años que Mirtha Legrand dice haber cumplido. Esto sería nada más que un rumor sin fundamento, intentando disfrazar la infancia privilegiada de Gates. Perdonen si se les acaba de caer un ídolo pero es que estas cosas merecen ser sacadas a la luz. Vean esta biografía o esta otra (en inglés).

El que si empezó en un garage fue Steve Jobs, co-fundador de Apple, empresa rival de Microsoft y que algunos dicen de la cual Bill Gates robó sus ideas. Era hijo adoptivo de una pareja trabajadora, sin el suficiente dinero como para pagarle la universidad, y junto con un amigo empezaron en el garage de su padre la empresa de la manzana.

Siguiendo con las empresas informáticas, el archireconocido buscador Google y la empresa propietaria del mismo nombre (que permite que este espacio sea posible. Te amamos, Google), fue empezada por sus creadores en un garage de Menlo Park, Sillicon Valley (para el que no sepa inglés Valle de la Silicona, lugar habitado por modelos, travestis, Alejandra Pradón, Luciana Zalazar, el hombre elástico y otras personas de apariencia gomosa).

Pasando a empresarios argentinos que corrieron la misma suerte que los anteriores están:
* Cheeky, la empresa de ropa para niños, que empezó sus andanzas en un garage de San Isidro, Buenos Aires.
* Taranto, dedicada a la producción de no sé qué parte de los autos. Seguro la han visto como auspiciante de Independiente hace un tiempo, y es porque la empresa comenzó en Avellaneda.

Para terminar, quiero hacer un llamado a la solidaridad, para todos los bolivianos, chinos, coreanos y paraguayos que trabajan en estado infrahumano en lugares 10 veces peores que los garages y por una paga ínfima y posiblemente para alguna de esas grandes empresas que empezaron su vida en un garage.

Los saludo a todos desde mi propio garage, desde donde escribo con la intención de que este pequeño espacio llegue a convertirse en visita obligada para algún alma.

Adiós.

5 comentarios:

Estrambolifero dijo...

las preg frecuentes me aclararon todas las dudas !! ..


... para jovenes que quieren triunfar y no tienen garage que nos queda ¿?¿


..la mediocridad ?¿?¿

Anónimo dijo...

Hola!!!!!
My Gosh!! estoy condenada al fracaso!!!!!!Tengo auto pero no garage!!!!
Lo parió!!!
Estimado Seidedos le dejo un saludo y prometo volver. La próxima con más tiempo!
soy Theflaq del almacén amigo!

Doctor seisdedos dijo...

Estrambolifero: Si las preguntas frecuentes te aclararon todas las dudas, ¿me podés sacar éstas que tengo yo?: ¿Existe Dios?, ¿Existe la reencarnación?, Perro que ladra ¿no muerde?, Si la religión es el opio de los pueblos, ¿los ateos no fuman?.
The Flaq: A no desanimarse, siempre se puede alquilar uno a precio razonable. La esperamos con gusto, nos vemos en el almacén.

Anónimo dijo...

Hi there. Es una inspiracion, es mi decision ser triunfador no desde el garage de mi casa (por que no existe) sino desde cualquier lugar que se constituya en un espacio apto para utilizar no solo estos ejemplos inspiradores sino mi deseo en 90% motivado por la necesidad de no detenerme, de seguir adelante y de continuar cuidando de mi hijo. Gracias por publicar ejemplos otra vez digo INSPIRADORES.
Sinergia Colombia www.sinergia.ueuo.com

Anónimo dijo...

Good bye, considerate chum :)