jueves, 27 de agosto de 2009

Intérlogo

Los esbozos de pensamientos que se leen a continuación fueron elaborados en mi diaria caminata retorno a mi hogar, sepan disculpar las distracciones para mirar la bella anatomía trasera femenina, esquivar los baches de la calle, los desechos caninos o los imbéciles que estacionan sobre la senda peatonal.

1
Me da la impresión que con el paso del tiempo este blog ha ido perdiendo aquella originalidad de la que creíamos sentirnos orgullosos en nuestros primeros textos. Sin embargo, es posible que me haya desengañado completamente de esa idea y haya arribado a un lugar (irremediablemente) poco original: la originalidad no existe. Pretender escribir algo que sorprenda al lector ha sido una tarea totalmente estéril.
Creo recordar (o quizás sea un deseo) que alguna vez escuché —o leí— a Borges diciendo lo mismo y que nuestra tarea consistía simplemente en volver a decir lo que otros habían expresado antes y con mucha mayor inteligencia. Entonces, el plagio es la única forma de escritura y quién sea el más hábil para evitar que se note tanto se convertirá en el mejor escritor, por el contrario si su habilidad fuera nula se dedicarán al fructífero mundo de la autoayuda.

2
El camino de mis lecturas me ha llevado por muchos textos inútiles, suficientes aburridos e inevitablemente algunos realmente imposibles. Pero, de tanto en tanto, me ha tocado atender a ideas seguramente muy respetables. Una que tomé con mucho agrado fue la sensación de que un texto se completa, se realiza, tiene su media naranja en el lector. Como lector este pensamiento es altamente gratificante dado, y seamos honestos, nuestra alta concentración de egocentrismo. Sentirse parte fundante de algo es digno de orgullo, y saberse indispensable es a lo máximo que puede aspirar un narcisista. Aunque cuando el rol se revierte y uno se convierte en el texto y nota la total indiferencia del lector, las ganas de convertirse en emo y cortarse las venas se ven aumentadas en un 200%.

3
El blog que pretendimos entregar semanalmente se convirtió en algo irrealizable, dada nuestra condición de mediocres generadores de ideas lo suficientemente buenas como para llenar las páginas de un espacio que pretendía considerarse como huésped de un humor cultivado e inteligente. Sin dudas, nos ha faltado abono y notablemente el humor inteligente no existe, sino la inteligencia aplicada al humor. Por eso es que lo único rescatable de todo lo aquí abajo expuesto es lo que otros han escrito con mayor capacidad que nosotros: vean el caso de Fontanarrosa, Les Luthiers, Dolina, Capusotto y otros que hemos utilizado para embellecer este sitio.

4
Que calor que hace, seguro que para cuando llegue a casa se me olvida todo esto que estuve pensando que estaba buenísimo para escribir. Ponerme a escribir en el celular no da y sacar una hoja queda muy bala. ¡Hola!, ¿como andás?. ¡La puta que lo parió, pelotudo! ¿qué necesidad tenés de frenar en la senda peatonal si hay semáforo, pedazo de gil? uff... falta todavía que chotada, no llego más, ¡qué ojete que tienen los que viven cerca de la parada!. ¿Dónde estaba? Ya me olvidé todo lo que iba a escribir para el blog, que pelotudo, la próxima vez agarro y me grabo con el mp3, total que me importa que me miren como a un loco.


Para más información visiten nuestro sitio web en http://rincondelgordomorcilla.blogspot.com

6 comentarios:

Laureano F. Gonzalez dijo...

Escribir es como encarar minas en el boliche. Uno encara encara encara hasta que eventualmente una te da bola. El secreto está en disfrutar del encare. Porque sino vas bajando el target (lector modelo) y terminás llevándote a tu casa un espécimen poco amigable que tranquilamente podría ser el titular segunda linea de la primera división en Tilcara y cuando le estás bajando los lienzos se acuerda de avisarte que le vino y que te vas a llenar de salsa vos , las sábanas y todo objeto que se encuentro a dos metros a la redonda confeccionado de algún material mínimamente absorvente...

No sé bien qué clase de lector modelo se adapta a mi analogía...

Doctor seisdedos dijo...

No te preocupes que no venía por el lado de Tilcara lo mío, igual siempre me sorprende tu capacidad de graficar (a veces en demasía) lo que decís.

Saludos...

Dr. Clemente dijo...

Empiezo con una queja rotunda y se podria decir que gane en mi mocion de no ser llamado guachin, los numeros lo demuestran.
Ahora vamos al articulo

En su introduccion ya comienza con una disculpa, eso quiere decir que ud. se disculpa de todo eso que aclara. Bien dicho lo de los imbeciles sobre la senda peatonal, pero estoy rotundamente seguro que alguna vez ud/vos lo ha/has realizado.

1- Uno no se siente orgulloso de ser original nunca, sino dejaria de serlo. Pasaria a ser una victima del sistema.
Borges era explicito, pero se sabia hacer entender.
Viva el Plagio! asi mismo las empanadas de carne fritas de Doña Marisa.

2- Dudo que un especialista en el tema pueda llamar a un texto "imposible". No quiero ser capitalista pero hay una gran frase en Ingles publicada y dada a conocer en un gran mayoria por Adidas "imposible is nothing". Que aberracion.
Ud sabe lo que es un narcista?
No discrimine a las tribus, lo llevaran a la gloria!

3- Realmente este punto es inopinable para mi persona, mi concurrencia a este sitio es alejada a la misma.

4- Escribir en el celular un pensamiento es similar a escribir en una hoja en una aventura 4 x 4.
Al que lo miran como un loco, realmente se lo cree, termina siendo un libro de dudas.

Para que necesito mas informacion, si la que me dan aqui no es suficiente.

Ahora si me voy despidiendo, acudo a la ayuda de la gente a desenmascarar al dueño de la ya clasica mal llamada frase "comenta guachin"

Doctor seisdedos espero lea este mensaje y deje un comentario sin abreviaciones de pensamientos, como suelen hacer los adolecentes de estos dias.

Yo, ya en mi caracter de Doctor, me despido cordialmente hacia Ud. con un Click de Dientes apretados.

Hasta pronto..

Dr. Clemente

Doctor seisdedos dijo...

Querido colega: Veo que usted se ha doctorado y eso explica su ausencia por estos lares durante algun tiempo. ¿Es posible saber sobre que trató su tesis, en qué especialidad se doctoró?

Lo de guachín, ya le expliqué que eso lo arregla con otra persona, así que le pido amablemente que deje de hinchar los huevos.

Sobre las formas del artículo: no pienso explicar cada palabra que usé y cada forma sintáctica, porque perdería toda el sentido, si usted agarra, agarra, sino vaya y estudie el tema.

No soy tan hipócrita de quejarme de algo que hago, fíjese que me quejo de las sendas peatonales solamente dónde hay semáforos, en las demás depende de las circunstancias, a veces no se puede evitar.

Con respecto a sus apreciaciones sobre:

1: No concuerdo con la condición explícita de Borges, todo lo contrario. Habrá que probar las empanadas.

2: Si lo de especialista lo dice por mí, está usted equivocado. Si lo dice por aquellos que lo son, no recuerdo haberlos escuchado/leído pronunciándose en términos de imposibilidad, pero... quien sabe, a lo mejor sí.
Sinceramente, no sé quién o qué es un narcista, sí sé muy bien quien es narcisista.
¿Los emos son una tribu?

3: Gracias.

4: Mi sueño es ser un libro de dudas.

Si usted no entiende la última frase, piénse 2 minutos más.

Le mando un abrazo, porque si aprieto los dientes es posible que me agarre un dolor de cabeza.

PD: ¿Para cuando el blog del Dr. Clemente?

Higleppi Plind dijo...

Sólo pasaba por el tema del "comentá guachín"...
Me baso en la encuesta realizada (una especie de referéndum), en donde tenemos 12 votos emitidos, de los cuales la mitad -6- se manifiestan en contra de nuestra frase.
Por otro lado, los restantes seis votos se reparten en opciones que restan importancia o bien apoyan fervientemente nuestro saludo popular.
Desde ésta lectura, la cual creo correcta, podría decirse que al menos por ahora el "Comentá Guachín" tiene legitimidad democrática.

Saludos y perdón por el flash.

Dr. Clemente dijo...

No es mi intencion sonar Agresivo, pero por tal motivo seguire ignorando sus entradas Sr Higleppi Plind.
Saludos al Dr 6 dedos.