martes, 7 de agosto de 2007

Llamado a la creatividad

Lo primero que escucho cuando llego a "mi lugar de trabajo" es, tengo frío, en un tonito mezcla de "teneme lástima" y "vos te hacés el lindo porque tenés campera y bufanda". Estoy harto de escucharlo, por favor ¡sean más creativos! No se, diganlo de otra manera, algo así como:
-¡Ay, Aurelio!, no sabés. La temperatura ambiente está tan baja que provoca un sentimiento desagradable en mi cuerpo.

-Eso le pasa por venir en bikini siendo invierno, María Eugenia.


O de esta manera:

-¡Oh!, Karina. ¿Sabe usted?, mi piel se ha erizado completamente por la ausencia de calor.

-No me venga con tanta parsimonia, Raúl. Diga que tiene la piel de gallina.

Al poco tiempo, es decir, uno o dos minutos más tarde, la misma persona u alguna otra, larga casi en un suspiro, tengo sueño y mientras lo dice bosteza como para acentuar el comentario. ¡Originalidad, señores, originalidad! Nada más pido. Es obvio que si te levantás a las seis y media de la mañana vas a sentir un estado funcional periódico del organismo, y especialmente del sistema nervioso, durante el cual el estado de vigilia se encuentra suspendido de una forma inmediatamente reversible.1
Ya más cerca del mediodía (para algún despistado, la hora de salida) alguno suelta un ¡Me quiero ir!. Si tanto querés irte, andate y dejá de molestar acá con tus quejas. La puerta está abierta y sos libre de hacer lo que quieras. Ya si no podés irte porque estás encadenado a la pata de la mesa, te recomiendo que empieces a sospechar de las intenciones de tus superiores.
A veces, a la frase anterior se le suma la vieja y querida palabra mierda. ¡Me quiero ir a la mierda! Por eso, yo me pregunto ¿qué carajo hay en la mierda que todos quieren ir ahí?. ¿Acaso es un lugar donde proyectan durante todo el día Gran Hermano, Bailando por un Sueño y todos los programas sanguijuelas de éstos? ¿o será porque ese lugar está gobernado por una sarta de incompetentes o acomodados que solo buscan el provecho personal? ¿o esos mismos gobernantes son personas taaaan generosas que regalan los recursos naturales a los extranjeros a cambio de nada?
¡Uia! ¡Qué coincidencia!... ¡¡ARGENTINOS!!, DESPIERTEN. ¡VIVIMOS EN LA MISMÍSIMA MIERDA!.


PD: Tengo frío, tengo sueño y me quiero ir. Si no les gustó ¡vayanse a la mierda!

2 comentarios:

Higleppi Plind dijo...

ja... lo que pasa es que a vos te gusta la escuela, esa es la diferencia. Que no te agarre con un "me quiero ir" en medio de una fiesta, porque vas en cana...

pata dijo...

bien dicho señor higlepli plin o como sea(habia puesto tu nombre y despues me rescate de q cagaba todo con eso)
:)